Café por goteo

Puede que hayas oído hablar o no del término "café por goteo", pero seguro sí tomaste café por goteo. El café por goteo se ha convertido en una bebida popular porque el estilo de preparación conserva las características deliciosas y enérgicas del café, además de ser muy fácil de preparar.

En este artículo, te ayudaremos a comprender los conceptos básicos del café por goteo y cómo prepararlo. Una vez que obtengas las proporciones correctas para su preparación, podrás elaborar de manera sencilla una deliciosa taza de café, gracias a los métodos de extracción de café por goteo.

¿Qué es el café por goteo?

El nombre tiene mucho que ver con cómo se elabora el café. El café por goteo se prepara mezclando agua caliente con café molido contenido en un filtro y luego recolectando la infusión a medida que gotea en un envase debajo del filtro. Este método no deja ningún precipitado en el fondo de la taza debido a la utilización del filtro; el filtro absorbe los aceites contenidos en el café, por lo que no tendrá espuma a menos que se use un filtro de metal.

El café por goteo es tan sencillo como verter agua caliente sobre café molido, la cual pasa por un filtro de papel, plástico o una malla metálica, sin embargo, tiene su grado de complejidad, pues utilizando las mismas porciones y el mismo café dependiendo del métodos de filtrado, el resultado final puede variar, lo que es seguro es que obtendrás un café claro, puro y muy aromático. Además, es fácil de usar y relativamente asequible.

¿Qué hace diferente al café de goteo?

El café por goteo, tal y como su nombre lo indica se prepara en equipos de extracción por goteo, entre estas categoría encontramos: el Chemex, V60, Melitta, Kalita, Cafetera eléctrica, Clever dripper, como los más comunes. La diferencia radica en que en la cafetera eléctrica no se “vierte” el agua como en los métodos más artesanales, donde influye hasta de qué manera viertes el agua.

La cafetera eléctrica funciona induciendo una presión térmica que impulsa el agua caliente hacia el café molido y permite que el café se prepare lentamente. La eficiencia que proporciona la máquina de goteo eléctrica es la característica más intrigante del proceso de preparación por goteo, porque la máquina controla todo el proceso de preparación por ti. El único trabajo que debes hacer es moler los granos de café frescos, o tener el café molido de tu preferencia, verter agua en el depósito y colocar el filtro correspondiente.

El café por goteo se prepara lentamente, por lo que se recomienda café de molienda media, si desea obtener una taza suave y refrescante que pueda disfrutar a cualquier hora del día.

¿Cómo hacer café de goteo?

Una taza de café perfecta es el resultado de tus elecciones, técnicas, medidas perfectas y tiempo. Hay aspectos técnicos para hacer café. Eso es obtener el tamaño de molido correcto, o el café con una molienda adecuada, el tiempo de preparación y la temperatura del agua (90-96), pero también puedes agregarle un toque personal. El toque personal podría estar relacionado con los granos de café, el tipo de tueste, el filtro que usa o alguna especie preferida, pues depende de qué sabores quieres resaltar, ya que cada equipo de extracción tiende a mostrar características diferentes, incluso cuando se extrae el mismo café.

Entre los métodos de extracción del café más comunes para hacer café por goteo encontramos:

Hario V60 Dripper

su nombre se atribuye a que el recipiente donde se coloca el café tiene forma de V y un ángulo de 60 grados; es un método de goteo con forma cónica. Cuenta con un solo orificio para facilitar una extracción uniforme. Con este método de extracción de café se obtiene una taza con cuerpo, aroma y acidez transformada en dulzor. Es una buena opción para destacar la acidez y las notas florales y, al mismo tiempo, deja pasar una buena cantidad de aceites del café a través del filtro delgado, mejorando así el cuerpo.

El Chemex

se trata de un método de goteo con el que se logra una taza de menor cuerpo, mayor dulzor, sin residuos ni acidez. Además, puedes hacer varias tazas de café al mismo tiempo. Este método artesanal es muy sencillo y consiste en colocar un filtro más grueso que el empleado en otros métodos de extracción de café en la boca superior y sobre él se apila el café molido. Seguidamente, hay que calentar agua aparte y cuando hierve se vierte en la parte superior, filtrándose por gravedad y cayendo en la parte inferior del recipiente. con su filtro de papel grueso, retiene una mayor cantidad de los aceites del grano, por lo tanto, produce una preparación brillante y compleja.

La Kalita Wave

es un método similar al Chemex o V60, del cual se obtiene una taza limpia, sin embargo, aunque sea similar al Chemex o al V60, Kalita Wave tiene una característica diferente en su forma de extracción. En lugar de que el agua gotee de un solo orificio, su parte inferior es plana y tiene tres orificios para la extracción. Los cuales evitan que se canalice agua por la cama de café generando una taza supremamente limpia. También el recipiente tiene un contacto mínimo con el filtro lo cual genera consistencia en la temperatura y una dispersión uniforme del agua, por lo que tiende a detener la extracción por más tiempo con un ritmo de flujo más bajo, que da como resultado un café más indulgente y mayor dulzor.

De igual forma, el filtro juega un papel fundamental en el café por goteo, ya que, dependiendo del material y el grosor, influye en la separación de los aceites de café resultantes y, gracias a esto, se produce un café de sabor limpio.

Es importante señalar que, los dispositivos para la extracción por goteo suelen ser bastante fáciles de limpiar.

Te invitamos a leer este artículo, si quieres conocer más sobre métodos de extracción de café

El tipo de agua

El agua es un elemento esencial que necesitas para hacer café por goteo, si usas agua de mala calidad, terminarás con una taza de café promedio que ha perdido los sabores que deseas. No uses agua del grifo, tiene demasiados minerales y partículas que van a afectar el sabor de tu café. El agua filtrada es una excelente opción, solo asegúrate de no usar un filtro que elimine el cloro y otros compuestos que puedan afectar el sabor fuerte al café. En otras palabras, el agua que utilice debe ser inodora e incolora.

Tamaño de la molienda

El tamaño de la molienda no es algo que deba pasarse por alto. Si estás usando una más fina, deberás prolongar el tiempo de preparación porque el agua pasará más lentamente a través del café compacto.

Si usas un molido grueso, el agua pasará demasiado rápido y resultará en una extracción insuficiente. Además, una molienda demasiado fina permitirá que más aceites solubles pasen a través del filtro, especialmente si estás usando filtros que no sean de papel. El café terminará siendo menos claro, esto puede ser decepcionante si no te gusta el café fuerte o no puedes lidiar con el amargor. Pero si te gusta más fuerte, entonces no tendrás ningún problema con esto.

Como se dijo anteriormente, en líneas generales se recomienda una molienda media para que obtengas el mejor resultado.