¡Café frío!

No faltará quien diga, que la mejor forma de degustar un buen café, es con una taza bien caliente. Difiriendo un poco de este sentido común, existen muchísimas bebidas preparadas con café que consumidas bien frías, son una delicia. 


A inicio del siglo XX, aparece como tendencia en los cafés de europa -teniendo como mayor referencia las cafeterías italianas- las bebidas a base de café frío; lo que significó una innovación gastronómica para esa época. Aunque en la actualidad, son muchas las recetas que incluyen el café en sus preparaciones (platillos, postres, helados, bebidas y tragos), el café frío sigue siendo un desafío.


En Colombia el café frío todavía genera cierta duda, sobre todo en los estados más fríos del país, donde incluso es inconcebible tomarse un café frío, sin embargo, en muchas de las cartas de las tiendas especializadas en venta de café, se encuentra disponible, no una, sino varias opciones de cafés fríos, lo que para el sector cafetero es una buena tendencia y una oportunidad de expandir el negocio.


Ahora te regalo 5 tipos de café fríos:

 

Cold Brew

Es un método que está revolucionando la industria del café, del cual se derivan diferentes preparaciones, donde cada barista le da su toque personal. Este proceso consiste en macerar los granos de café molidos en agua fría durante 24 horas, luego pasa un doble filtrado, se convierte en un café con altos niveles de concentración que conserva todos sus matices, dulzura y aromas originales, pero con menor acidez que el café caliente, lo que te dejará un café helado sabroso y dulce.


Café helado con leche condensada

Esta deliciosa bebida se prepara poniendo en un recipiente 3\4 de agua hirviendo. Tras pasar unos minutos dejas que se enfríe y agregamos al café leche condensada, agitas todo y lo pones en un vaso con hielo.


Mocca Helado

Para realizar este sabroso café con chocolate tan sólo debes añadir al café 500 mililitros de leche semi descremada, 3 cucharadas de chocolate derretido y 2 cucharadas de azúcar. Se introduce todo en la licuadora y se le añade bastante hielo.


Café a la Caribeña

Este original café se prepara según los gustos de cada uno. Haz el café que tomas a diario y déjalo enfriar. A continuación viertelo en una batidora y agrega la cantidad de helado de vainilla que consideres necesario. También puedes añadir un poco de ron. Ahora sólo debes ponerlo todo en un vaso con hielo y disfrutar de su sabor.


Frappe Oreo

Este café es súper goloso. Es importante realizar un café expreso, 100 gramos de azúcar, canela en polvo y leche. Para dar el toque final agrega helado con galletas oreo o helado de cookies.


Un truco perfecto para evitar que el café helado se diluya a medida que el hielo se derrita, es elaborar café en cubos de hielo antes de preparar la bebida. Solo vierte café frío en una bandeja para hielos vacía y congélalo hasta que los cubos se solidifiquen.


Finalmente, no es necesario que haga mucho calor para disfrutar de uno de estos  deliciosos tipos de café frío, solo que necesites la energía que te da el café, desafiando la barrera de lo tradicional y tomando el riesgo de probar nuevas bebidas e incursionar en preparaciones innovadoras desde la comodidad de tu hogar