Clasificación del Café

Esta vez, te contamos en Caficulto, sobre la clasificación del café en el mundo.

Y es que, gracias a esto, se obtiene la calidad de tu taza de café; esa sensación que te acompaña, al desprenderse su aroma y sabor, marcando su huella inconfundible.

No todos los países productores de café, utilizan la misma clasificación, sin embargo, hay criterios unificadores para ello en el comercio internacional, a través de la Organización Internacional del Café (OIC).

¿Cómo se clasifica el café?

Según su especie botánica, es Arábica o Robusta, aunque hayan más de cien especies diferentes, son los de mayor producción a nivel mundial; y estará relacionada, a la altitud donde se ubica la plantación. Si es por el método de tratamiento utilizado, después de la cosecha, es natural o lavado. Por el tipo de selección del grano será manual, mecánica y electrónica.

También, se clasifica por el número de defectos de sus granos en: negros, apestosos, con piedras y hedor, secos o flotantes, partidos, con cascaras, dañados por insectos, malformación, medio negro y, verde.

Según el tamaño de la pantalla del grano, su volumen será casi igual a 17/18, 15/16, 13/14, etc; además, de la importancia del color.

Y finalmente por su bebida, tendrá un sabor a natural o lavado. Será Básico, donde se pueden encontrar lo suaves, los duros, y otros; poseerá sabores complementarios (afrutado, sucio o mohoso); o de aspectos positivos de cuerpo, aroma o acidez; e incluso negativos, como fermentación, astringencia o aspereza.

Métodos de clasificación

Sin embargo, antes que se venda cualquier café, se clasifica particularmente por el número de defectos, el tamaño de la pantalla y la calidad de la taza; mediante dos métodos: Clasificación de Café Verde de la Asociación de Cafés Especiales de América SCCA y Clasificación de Café Verde Brasil/Nueva York, siendo este último, considerado el más preciso, aunque requiere mayor cantidad de tiempo.

El mejor café

Y es que, los cafés Arábicos, son considerados por algunos, como los mejores; así mismo, que los provenientes de altitudes más altas, son de granos más densos y grandes en tamaño, por lo que se relaciona, con los mejores sabores. De aquí se afirma, la correlación entre tamaño, densidad y calidad del café.

Ahora bien, el tamaño no es lo único, la uniformidad en el mismo garantiza el tostado uniforme, que le aportará mejor apariencia y sabor. Por lo tanto, los granos deben ser casi iguales, según su volumen.

Esto tiene que ver, con que los granos de café más pequeños, se tostarán de manera diferente que los granos más grandes, resultando en una taza desigual.

En consecuencia, granos con forma similar, tendrán color parejo; mientras que las formas desiguales pueden indicar una mezcla de cultivares; y los colores desiguales, sugerirán problemas de secado, puesto que realizarlo de forma incorrecta, en los patios o secadoras mecánicas, se observan visualmente.

Por lo tanto, los granos de café, deben ser uniformes y brillantes, para una buena calidad de taza, en tanto, si los granos de café se ven descoloridos, la calidad de la taza se desvanecerá y finalmente, se mostrará en la taza.

La mejor taza de café

Será clasificada según el método realizado en:

 

  1. Café Verde o Grado especial.
  2. Grado de Café Premium.
  3. Grado de Café de Intercambio.
  4. Por debajo del grado estándar.
  5. Café fuera de Grado o desactivado.

Y además, bajo la calificación del grano de café , los granos de café sin defectos, del mismo origen, y que son similares en tamaño, color y forma, se clasifican como granos de café verde especiales.

Finalmente, de esta clasificación y calificación del café, se explica la relación entre el defecto, el tamaño, y en consecuencia, de una alta o baja calidad de la taza de café, y sus atributos de cuerpo, sabor, aroma y acidez.