¿Cómo abrir tu propia cafetería?

Buenas noticias, Caficultos. En todo el mundo, los expertos estiman que las personas beben alrededor de 2500 millones de tazas de café al día y se pronostica que las ventas en el mercado de productos listos para beber, que incluye cafeterías, crecerán en un 67 por ciento entre ahora y 2022. Además, el café y otras tiendas de productos listos para beber muestran una resistencia increíble en mercados volátiles, lo que ayuda a eliminar la incertidumbre asociada con la propiedad de pequeñas empresas. Si has estado pensando en combinar tu amor por el café con tu espíritu emprendedor, puede que sea el momento de intentar abrir una cafetería.

Entonces, si ya has decidido sumergirte y abrir tu propio café, abrir una cafetería exitosa puede ser una experiencia gratificante. Gracias a ti, cientos de amigos tendrán excelentes conversaciones. Gracias a ti, las mañanas serán más luminosas y las tardes parecerán menos estresantes. Tendrás más influencia sobre la sociedad de lo que te das cuenta. Todo lo que tienes que hacer es armar tu cafetería, aunque es más fácil decirlo que hacerlo. Esta guía paso a paso para abrir un café te ayudará a encaminarte por el camino correcto.

Esto es lo que te recomiendan que tengas en cuenta al abrir una cafetería:

Escribe un plan de negocios para tu cafetería

Uno de los pasos más importantes que tomarás para iniciar tu cafetería es redactar un plan de negocios. Este documento detalla:

  • Cuál es tu negocio y a quién sirve
  • Cómo será rentable
  • Su mercado objetivo (datos demográficos principales del cliente)
  • Tus competidores
  • Proyecciones de ventas e ingresos
  • Hitos y metas

Mantenga su plan de negocios impecable

Antes de sumergirse en la creación de un plan de negocios tradicional de formato largo, es recomendable crear una presentación de una página. Esto te permitirá validar rápidamente tu idea de negocio y tener una buena idea de quién es tu mercado, cómo vas a llegar a ellos y encontrar formas de diferenciarse de tus competidores. ¿Utilizará únicamente molinillos de café y variedades de granos de alta gama? ¿Incluirá productos horneados en su menú también?

Encuentra la mejor ubicación para tu cafetería

Para tener éxito, necesitas la ubicación adecuada para tu cafetería. Quieres algo que se ajuste a los siguientes parámetros:

  • Ubicación céntrica y de fácil acceso
  • Muy visible y que experimente un tráfico constante de personas
  • Un espacio que se adapta a tu visión

Encontrar este lugar de ensueño no sucederá de la noche a la mañana. Hay que recorrer ciudad tras ciudad, explorando cada lugar, ¿estás cerca de muchos otros cafés o en tu propio pequeño callejón? Recuerda que vas a pasar mucho tiempo ahí, por lo que debes asegurarte de comprender realmente qué es lo que mueve a los lugareños. También es vital comprender los detalles del contrato de arrendamiento minorista, los términos de este documento afectarán la rentabilidad y el valor de reventa de tu negocio en el futuro. Es aconsejable hablar con un abogado que se especialice en arrendamientos minoristas antes de firmar nada. Pero la perseverancia y la paciencia traen frutos, no te resignes con un lugar que verdaderamente no te fascina.

Crea un plano de tu local

Un plano de planta sólido y acogedor es vital para una cafetería. Quieres que los clientes tengan espacio para formar una fila, que los empleados tengan los materiales que necesitan a su alcance para un acceso rápido y una cómoda zona de asientos. Al igual que con la búsqueda de una ubicación, tomará algún tiempo producir un buen plano de planta.

Deberás recorrer todos los escenarios que puedas imaginar. Si estás haciendo café, ¿qué necesitas cerca de ti? Si es un cliente, ¿qué quiere en un área de asientos? Visualiza todo lo que puedas y comienza a plasmar esas ideas sobre el papel.

Contrata a un contador

Uno de los mejores consejos que podemos ofrecer al nuevo propietario de una cafetería es que entregue sus libros a un contador. Además de quitarte un tiempo valioso del negocio, tener un experto en números trabaja a tu favor. En realidad, tu contador es realmente tu consultor de pequeñas empresas. Asegúrate de encontrar a alguien que crea en ti y pueda ayudarte a lograr tus objetivos comerciales.

Obtén financiamiento de fuentes locales

Encontrar fondos iniciales para una cafetería puede ser difícil. Puedes hablar con amigos y familiares sobre invertir primero en tu cafetería. Preséntales un plan de negocios sólido y pídeles que inviertan en tu negocio.

Si la financiación a través de su familia no es una opción, o si necesita más efectivo del que su familia puede proporcionar, puedes buscar opciones de préstamos locales. En algunos casos, las ciudades ofrecen programas de asistencia empresarial para compensar los costos. Considera un préstamo respaldado o ve si un banco local o una cooperativa de crédito es una opción. Ten en cuenta que cualquier préstamo bancario requerirá que demuestres que tu negocio ya tiene algo de fuerza. Quieren saber que representa un riesgo razonable. Por lo tanto, si aún no está en funcionamiento, existen otras opciones para iniciar tu negocio que podrías considerar.