Ecuador: ganando terreno en el mundo del café especial

¿Sabías qué para los ecuatorianos la caficultura es una actividad con una destacada importancia económica, social y ambiental?. Pues también debes saber que el café en este país significa generación de ingresos para los caficultores, acopiadores, transportistas y comercializadores, así como ingreso de divisas que contribuyen a dinamizar la economía rural en los territorios productores.

Ecuador no se encuentra en la lista de los países productores de café más famosos del mundo, pero si subes a las montañas de los Andes vas a encontrar cerezas de café que maduran lentamente en pequeñas fincas. Paso a describirte aspectos importantes como son el perfil de sabor del café ecuatoriano, el pujante desarrollo del café de especialidad y las regiones cafeteras de este país suramericano.

El sabor del café ecuatoriano

Lo que destaca al café ecuatoriano es su dulzor. Es jugoso y complejo, con notas de mermelada, acidez media y frutas amarillas. Tiene sabores como a frutas de hueso, tales como duraznos, albaricoques y ciruelas entre otras.

El café especial en Ecuador

Ecuador ya está en el mapa mundial de los cafés especiales. El café especial ecuatoriano proviene de empinadas montañas bajo la suave sombra de árboles nativos. Ecuador, actualmente tiene la opción de producir los más finos cafés Arábigo y Robusta, secados al sol, beneficiados por la vía húmeda, Naturales y Honey, de una forma casi perfecta resaltando la chispeante acidez, especial cuerpo y los sabores balanceados entre floral y un ligero sabor a chocolate.

El café de especialidad ecuatoriano se ha desarrollado de forma rápida en los últimos diez años, para ofrecer micro lotes y nano lotes (cafés de excelente calidad) a los mercados de Norteamérica, Europa, Japón y otros países consumidores en Asia, con los mejores cafés especiales de altura de tipo gourmet.

La crisis de precios que han vivido en los últimos años productores y exportadores ecuatorianos, han puesto a prueba su capacidad de respuesta ante los acontecimientos adversos. En los cafés especiales, esta situación va siendo superada a través de conectarse directamente con los productores y sus familias, aprendiendo e interactuando en relaciones sostenibles a largo plazo, entendiendo sus costos de producción y post cosecha, encontrando precios en conjunto que justifiquen su duro trabajo en el campo y la difícil labor de comercialización. También, logrando que los consumidores paguen por este producto diferenciado, enseñándoles a valorar la diferencia en los sabores especiales que se encuentran.

Producir cafés especiales en Ecuador es el resultado de esfuerzos articulados en una cadena que busca la excelencia, siendo conscientes que la calidad del café ecuatoriano no es producto de la casualidad, sino del trabajo de miles de personas, que van desde el productor que siembra el grano con la visión de tener una alta productividad, hasta el responsable de la transformación del fruto maduro a café pergamino lavado, y posteriormente a un café verde o grano sin residuos de pergamino, obtenido a través de un proceso agroindustrial con la excelente maquinaria de la cual disponen. Actualmente lo están exportando tanto en verde como en oro, tostado y empacado, e incluso industrializado con marcas que dan más valor agregado a Ecuador.

Regiones cafeteras de Ecuador

Paso a describirte las zonas cafeteras y las diferentes especies de café que se cultivan y se producen en este hermoso país, que aunque pequeño tiene una diversidad grande de climas, variedades, fincas y prácticas agrícolas.

El 50 por ciento del café ecuatoriano se produce en las provincias costeras. La provincia de ManabÍ alberga el 30 por ciento de la producción total. Las áreas de la Amazonia y la Sierra (montaña), alberga el 30 y el 25 por ciento de la producción. El café Robusta se produce principalmente en la Amazonia, y el café Arábica se cultiva a lo largo de la costa.

Al sur del país se encuentran cafés de tipo Typica, Caturra y Bourbon, los cuales crecen en alturas entre 1700 y 2300 metros sobre el nivel del mar, principalmente en las zonas montañosas de Loja, la región amazónica de Zamora y la región costera de EL Oro. Al norte se encuentra el café de Pichincha, Imbabura, Sucumbíos y Orellana. Las variedades de café Colombia Y Castillo se importaron desde Colombia y se cultivan allí.

En la provincia costera de Manabí, el café se cultiva generalmente en altitudes entre 600 y 800 metros sobre el nivel del mar. Es una región que por su situación geográfica tiene unos microclimas muy particulares, donde las temperaturas tienden a ser relativamente bajas, y así crean potencial para producción de cafés naturales muy secos después de la cosecha.

Por último están las Islas Galápagos. El café de esta región está de moda, y es costoso, en parte por la oferta y la demanda, y también debido a la dificultad para transportarlo hacia la zona continental.

Para terminar es necesario resaltar y valorar el café ecuatoriano, que aunque no sea tan conocido como el de Colombia o el de Brasil, está ofreciendo un producto delicioso y pletórico en dulzura, cuerpo y notas frutales y florales.