Lugares emblemáticos para tomar café: Europa

Hoy en Caficulto recorreremos el mundo de las cafeterías históricas. Empezaremos este camino por las cafeterías más emblemáticas de Europa, el viejo continente, lleno de lugares mágicos donde se escribieron historias memorables y donde quizás, ahora puedes imaginar, mientras degustas un rico café, estar en esos momentos o escribir los tuyos propios.

Los intelectuales, artistas, escritores y similares, han creado y pensado junto a un fuerte espresso de su cafetería favorita en Europa. Conocidos por su decoración, ambiente e historias fascinantes, cada uno de estos cafés históricos europeos están repletos de cultura y tradición.

Algunos de estos cafés icónicos fueron frecuentados por literatos famosos. Otros fueron el lugar de nacimiento de grandes revoluciones no sólo políticas, sino culturales. Mientras que algunos son conocidos por sus opulentos interiores. Cada uno tiene sus propios encantos particulares, y la mayoría cuenta con su propia bebida o pastel de autor. Así que, ¿qué mejor lugar para tomar un café que en una hermosa cafetería y al mismo tiempo en donde poder empaparse de la cultura local?

New York Coffee House, Budapest.

El fenómeno del café, llegó a Hungría a finales del siglo XVII. En el siglo XIX, todos los poetas, escritores, periodistas, políticos y otros hombres nobles famosos pasaban la mayor parte de su tiempo en cafeterías, discutiendo los temas más candentes y culturales de los países, intercambiando pensamientos y puntos de vista.

Ese período fue la llamada edad de oro de las cafeterías. A finales de ese siglo, se abrió New York Coffee House y rápidamente se convirtió en un lugar de moda para la escena literaria, pero ha tenido una historia agitada desde entonces. Fue utilizado como depósito de muebles durante la época comunista, fue renovado y reabierto hace unos años. Sigue siendo uno de los cafés más espléndidos de todo el país.

La Closerie des Lilas, París

La Closerie des Lilas es el lugar perfecto para visitar durante los fines de semana en París. Era el favorito de los filósofos, el café es conocido por su historia de albergar a grandes de la literatura y el arte como Ernest Hemingway, Henry Miller, Apollinaire, Cézanne y Picasso.

Todos los martes por la noche, grandes pensadores, artistas y poetas acudían a La Closerie y reflexionaban sobre las últimas teorías, compartiendo su trabajo y sus ideas. Los fanáticos de Hemingway seguramente querrán visitar la exuberante terraza aislada donde el gran autor pasó horas interminables garabateando su trabajo. Hemingway vivía muy cerca del café y su lugar favorito está marcado con una placa de bronce que lleva su nombre.

Caffe Torino, Turín

Turín, es en realidad el primer lugar de Europa donde empezó el amor por la cafeína, la ciudad italiana sigue siendo el hogar de una exitosa cultura del café. El Caffe Torino en Turín abrió por primera vez en 1903. Caffe Torino se destaca por sus ricos muebles de terciopelo, sus largas extensiones de madera y chimeneas. El café ha recibido a una gran cantidad de nombres famosos como Ava Gardner, Alcide De Gaspari y el pianista Ludovico Einaudi.

Antico Caffe Greco, Roma

Cualquiera que haya visitado Roma sabe que está llena de excelentes cafés, pero el que realmente se destaca es el Antico Caffe Greco. Es el segundo café más antiguo de Italia y el bar y café más antiguo de toda Roma.

Desde que abrió sus puertas en 1760, ha acogido a personajes históricos como Stendhal, Goethe, Byron, Franz Liszt, Henrik Ibsen, Hans Christian Andersen, Keats, Wagner, David Reynolds, Felix Mendelssohn, Maria Zambrano, Levi y Casanova. Los visitantes más contemporáneos incluyen artistas, políticos y escritores.

Cafe Odeon, Zurich

Uno de los cafés más famosos de Zúrich, este elegante establecimiento Art Deco, inaugurado en 1910, fue el lugar favorito de varios escritores, pintores y músicos. Albert Einstein, James Joyce, Lenin y Picasso son sólo algunos de sus antiguos visitantes famosos, lo que le da la reputación de ser un punto de encuentro para intelectuales y la alta sociedad. En la actualidad, atrae a una multitud que anhela un poco de la elegancia de la vieja escuela europea con techos altos, accesorios de brasserie y camareras vestidas formalmente.

Estos cinco cafés son apenas unos de los más emblemáticos de Europa, también los más conocidos. Así como el tiempo pasa, ellos se mantienen de pie, viendo y conociendo a todas las generaciones que pasaron y pasaran por ellos, pero además de estos grandes pilares del café, la cultura y la historia, existen cientos de cafeterías en los rincones de las ciudades de europeas esperando por crecer, haciendo magia también, a su ritmo y a la espera de la visita de curiosos del café como nosotros.

Comenzamos por Europa pero iremos a buscar historias más cerca de donde estás. Síguenos acompañando en este recorrido que apenas empezamos en Caficulto por los lugares más emblemáticos para beber café