Varietales finos de Asia

El continente asiático ha sido reconocido a través de la historia por la producción de Té, de todas las especias, sabores, texturas y aromas. Más que del café como tal, no podemos negar que su producción cafetera ha venido en crecimiento en los últimos tiempos, la mayor parte del continente cultiva la variedad Robusta, pero se están implantando aún más la siembra de cafés especiales y hoy aprenderemos sobre el café oriental.

Países asiáticos cafeteros

India: sabemos la importancia de las infusiones de té para los países asiáticos, en especial para India, donde ocupa el título de bebida nacional con gigantescas y pintorescas siembras por todo el territorio nacional. En cuanto al café, ha ido creciendo su experiencia. Al día de hoy, hay muy buenas condiciones de cultivo tanto de Arábica como Robusta, por sus condiciones tropicales que prosperan bajo la sombra de siembra de plátanos, higos o mangos. Quizás el café más conocido es el CAFÉ MONZÓNICO, de exportación a Europa, arraigado a la vieja historia de transporte donde debía ser por gran espacio de tiempo al cruzar de India a Europa, expuesto el café crudo a la lluvia, con una lenta fermentación que da como resultado un cambio en el sabor, haciéndolo a un poco más suave, de cuerpo mohoso y muy aromático.

China al igual que India, son países productores y consumidores de té, pero últimamente la cultura cafetera se ha ido apoderando de un mejor puesto, por tradición un chino no bebía más de tres tazas de café al año, pero la globalización ha hecho que la clase media crezca y con ello, la influencia del café. Muchos productores están alternando sus cultivos de té, de ahí algunas variantes que a hoy siguen en ensayos, intentando darle el aroma del té, pero con el cuerpo y textura del café. La mayoría del café que se produce es de grandes empresas, respondiendo al consumo interno de café instantáneo.

Vietnam, siendo incluso 3 veces más pequeño que Brasil, comparte con ellos el puesto de mayores productores de café en la actualidad, su gran expansión vino después de la guerra, especialmente con la siembra de la variedad Robusta, ya que como alternativa postguerra los agricultores más inexpertos podían subsistir de este cultivo, así no llegara a ser de la más alta calidad. Hoy en día, gracias a las condiciones de ser un país montañoso, Vietnam, está produciendo variedades Arábicas de alta calidad y cafés especiales, para prepararlos en su forma tradicional con un filtro grueso, para mezclarlo con leche condensada viscosa y azúcar, generalmente lo sirven en una bolsa plástica con un pitillo, ya que el vaso plástico y el papel son demasiados caros.

Indonesia y su alrededor, son escenarios propicios para el cultivo del café, influenciados por los colonos holandeses, que trajeron los cafetales de variedad arábica y después de superar a la temida roya, les toco implementar la variedad Robusta. Hoy por hoy, es uno de los países con altos índices de exportación de la región, además están implementando cafés especiales como MANDHELING, proveniente de la isla Sumatra y valorado por su excelente cuerpo y la variedad KOPO LUVAC o CAFÉ DE CIVETA, con su particularidad de ser consumido por la civeta y expulsado entre sus heces. Es un café intenso en su aroma, poco amargo con algunas notas a vainilla y cacao. Sin duda alguna, es uno de los cafés experimentales más curiosos del mundo desde su concepción, el placer al degustar y su alto precio.

Tailandia es uno de los países más jóvenes en producir café al migrar de los cultivos de opio, el pueblo DOI CHAANG es el pionero de esta iniciativa. Destacando la siembra e integración del cafetal de varias especies, generando así un arco de sombra para su crecimiento, resistencia al clima y a las plagas, cosecha alternada y producción personalizada desde el mes de noviembre hasta marzo aproximadamente. Tailandia se encuentra a una altitud de 1.500 a 1.700 metros sobre el nivel del mar, condiciones que favorecen al grano arábico. Hoy en día, gracias a esta gestión y procesos, esta variedad Arábica DOI CHAANG es una de los granos con mayor calidad en el mundo.

Más allá de una característica

El DOI CHAANG es un café equilibrado, suave en su sabor que se refleja en una gran combinación exótica de aromas ligeramente picantes, una acidez sutilmente hormigueante, en el paladar da una experiencia suave y cremosa, la cual se ha expandido por Europa, concretamente a Italia. Más que una bebida, es una experiencia a través de una historia de progreso de un pueblo plagado de pobreza, influencia de narcotráfico y deforestación, decidió darle vida a un cultivo sin pensar que saldrían de anonimato y serían ejemplo a seguir, como emprendedores de productos de alta calidad.

El continente asiático también se ha dejado impregnar por la cultura cafetera, no solo a nivel económico, sino también a través de experiencias sensitivas, de poderosas historias que han hecho la construcción de variedades únicas sin perder su toque cultural.