Antioquia tierra cafetera

La tierra antioqueña siempre ha sido reconocida por su pujanza y por muchas tradiciones, Antioquia es una tierra cafetera desde el inicio del país y al día de hoy sus costumbres cafeteras no solo se mantienen, también crecen. Por eso es importante cuando se quiere conocer sobre el café colombiano, conocer y hablar de una región que aporta gran parte de la producción del país, que ha aportado tanto a la tecnificación como a mantener las tradiciones. Descubramos juntos todo alrededor del sabor antioqueño en nuestra taza.

Conozcamos Antioquia

Uno de los departamentos más grandes del país y el segundo en número de habitantes, con casi 7 millones de antioqueños en sus tierras, que están repartidos en un total de 125 municipios, aunque la gran mayoría se encuentran alojados en la capital y el área metropolitana. El departamento se ubica en la zona del noroccidente de Colombia en las regiones Andina y Caribe, por el norte limita directamente con el mar Caribe colombiano, los departamentos de Córdoba y Bolívar, al sur encontramos los departamentos de Caldas y Risaralda, en el este a Santander y Boyacá y al oeste el Chocó.

Es un departamento que pasa del nivel del mar hasta los 4060 msnm., con unos paisajes tan variados que van desde el amanecer en el mar hasta el anochecer en el frío de los páramos. Entre sus paisajes también encontramos zonas selváticas y grandes afluentes de agua como lo es el río Atrato en el límite con el Chocó, el río Cauca atraviesa el departamento y el Magdalena es el límite con Santander. Otros importantes afluentes son los ríos Porce y Nechí, también encontramos el embalse de Guatapé. El departamento es uno de los principales productores de energía por sus fuentes hídricas, además sabemos que el agua es fundamental para la producción del café al igual que el clima, el cual varía mucho según la zona del departamento.

El café antioqueño

Un territorio como el antioqueño agrupa una diversidad hermosa y con una capacidad productiva inmensa, por lo mismo en este departamento el café ha encontrado un lugar ideal para llevar a la taza todos los sabores de los diferentes orígenes, perfiles y calidades que da tu geografía. En el departamento se ha trabajado bastante en la adaptación de las prácticas del cultivo acorde a las necesidades y altas exigencias del mercado mundial, siendo un departamento de alto nivel de exportación por su calidad.

Antioquia es el departamento del país con más caficultores, más de 80 mil productores, que recorren más de 104 mil fincas en 94 municipios del departamento y cerca de 123 mil hectáreas cultivadas. Es una zona de pequeñas parcelas con fincas, en su mayoría con cultivos no muy grandes, mejor dicho muy chiquitos, con solo hectárea y media cultivada en café por finca, en contraste menos del 1% tienen más de 15 hectáreas cultivadas. Adicional a esto, es una región donde la labor del caficultor es bien paga y a los recolectores que llegan a la región en las épocas de cosecha se les da un buen lugar de alojamiento y alimentación, como es tradición en la hospitalidad antioqueña.

La matrona paisa

Las mujeres paisas por tradición han sido empoderadas, es una región donde la mujer siempre ha tenido gran importancia y las familias giran alrededor de ellas, y parte de estas tradiciones paisas claramente es el café, ellas son grandes expertas en su preparación, pero también en su recolección y selección, siendo parte del proceso cafetero. En el departamento existen más de 16 mil mujeres dedicadas a las labores del café, una cuarta parte de ellas son madres cabezas de hogar. Ellas cultivan más de 22 mil hectáreas y se encuentran agremiadas en 6 asociaciones de mujeres caficultoras.

¿Pero la taza paisa cómo es?

En esta tierra de pujanza, fuerza y verdes montañas, de clima templado y de delicioso café, no podríamos esperar una taza de café sin estas mismas características que le dan un gran nivel, la taza paisa es una taza de un aroma intenso, afrutado por ser una región de tierras cultivadas con gran variedad de frutas y un toque herbal, estas sensaciones se repiten en su fragancia al igual que las notas a panela y a mora. La acidez de este café si tiene una alta tendencia a los cítricos, pero la sensación de acidez en la taza es catalogada como media y además cerrando con un cuerpo delicado y un muy buen balance de los sabores para hacer de esta toda una experiencia en la taza.

Tierra de flores y café

Un lugar con la tradición de los arrieros, los cuales en la antigua Antioquia acogían la zona del eje cafetero y hoy en día se conservan sus tradiciones y sabores, en esta tierra donde la fuerza y la pujanza representan a su gente, el café se convierte en un reflejo de esto, por eso la invitación en este recorrido por el café de Colombia es aprender a conocer cada departamento a través de su taza.