La industria del café y el cambio climático

En La Tienda del Café ya sabemos que el café es uno de los productos básicos más importantes que se comercializan a nivel mundial y que además, contribuye sustancialmente a los medios de vida y producción de millones de pequeños agricultores en todo el mundo. Pero, ¿cómo el cambio climático puede afectar directamente a nuestra bebida favorita?. Es por ello, que con este artículos queremos contarte la relación de La industria del café y el cambio climático

El cultivo es sensible al clima, es probable que el café sea muy susceptible a los cambios climáticos. Exploramos la evidencia de los ensayos académicos publicados sobre la influencia del cambio climático y la variabilidad, específicamente la sequía en la producción de café. En las investigaciones actuales se informaron varios impactos principalmente negativos, que incluyen disminuciones en el rendimiento del café, pérdida de áreas óptimas para el café con impactos significativos en los principales países productores de café del mundo y crecimiento en la distribución de plagas y enfermedades que influyen indirectamente en el cultivo del café. Las investigaciones actuales también identificaron efectos positivos del cambio climático, como aumentos en los nichos de producción de café, particularmente en áreas a mayor altitud, sin embargo, si estas ganancias podrían compensar las pérdidas de otras áreas de producción, se requiere más investigación.

Las condiciones de temperatura y lluvia son los principales impulsores en lo que respecta al rendimiento, es decir, la producción. A este respecto, las dos especies principales, arábica y robusta, que juntas representan alrededor del 99% de la producción mundial, tienen requisitos diferentes. El café arábica evolucionó en el ambiente fresco y sombreado de los bosques de las tierras altas de Etiopía, donde hay una única estación seca que coincide con los meses de "invierno". El rango de temperatura óptimo está entre 15 ° y 24 ° C. Temperaturas mucho más altas tienden a impactar negativamente tanto en el rendimiento como en la calidad. Las necesidades de lluvia oscilan entre 1500 y 2000 mm por año, aunque el uso de riego en la actualidad permite que el arábica se cultive también en áreas con precipitaciones insuficientes.

El ciclo de vida de la planta del café.

Para comprender mejor cómo el cambio climático está afectando a las plantas de café, primero debe comprender el papel que juega el clima en el ciclo de vida de una planta.

Cada cambio biológico que tiene lugar en una planta (como sus etapas de floración, crecimiento y maduración) se ve afectado por parámetros que incluyen temperatura, humedad y luz. La forma en que una planta responde a estos parámetros determina su ciclo de vida estacional.

En el pasado, las respuestas naturales a los estímulos eran más o menos predecibles porque las condiciones climáticas también lo eran. Sin embargo, cambios drásticos han interrumpido este programa, haciendo que los cambios esperados ocurran de manera impredecible.

Posibles efectos del cambio climático en la producción de café

Calidad

A medida que aumenta la temperatura, el café madura más rápidamente, lo que lleva a una disminución de la calidad inherente. Esta afirmación está respaldada por el hecho de que el arábica de bajo cultivo de áreas tropicales con temperaturas más altas muestra en su mayoría menos "calidad" en la taza en comparación con el mismo café cultivado en altitudes más altas.

Rendimiento

Si ocurren eventos climáticos como temperaturas demasiado altas durante períodos sensibles de la vida del cultivo, por ejemplo, durante la floración o el cuajado de los frutos, los rendimientos se verán afectados negativamente, particularmente si van acompañados de una reducción de las precipitaciones.

Plagas y enfermedades

Las temperaturas más altas no solo favorecerán la proliferación de determinadas plagas y enfermedades, sino que también harán que estas se propaguen a regiones donde normalmente no estaban presentes. Las investigaciones sugieren que la incidencia de plagas y enfermedades como el barrenador del café, el minador de hojas, los nematodos, la roya del café y otros, aumentará a medida que aumenten las temperaturas futuras. La consiguiente necesidad de un mayor control hará que la producción de café sea más complicada y más cara.

Riego

Las áreas que actualmente no requieren esto pueden hacerlo en el futuro debido a una mayor evaporación que reduce el contenido de humedad del suelo. Otras áreas pueden experimentar aumentos tanto en las precipitaciones como en la variabilidad de las mismas.

Como ya se mencionó, la complejidad y la incertidumbre dificultan la precisión. Sin embargo, existe una posibilidad real de que menos partes del mundo sean aptas para cultivar café. De ser así, el crecimiento ya evidente de la concentración de la producción podría volverse aún más pronunciado. Esto podría hacer que la producción mundial sea más propensa a grandes fluctuaciones, ya que cualquier interrupción grave en la producción de uno de los principales productores reduciría drásticamente la producción mundial. En segundo lugar, el costo de producción aumentará más de lo que habría sido el caso sin el calentamiento global y, en tercer lugar, puede aumentar la competencia de otros cultivos por la tierra cultivable disponible.

Así como amamos el café, amamos al planeta por eso es fundamental tener conciencia de que cuidarlo también es cuidar las cosas que necesitamos para seguir existiendo. Vemos cómo nos puede afectar directamente en un ejemplo concreto como nuestras tazas de café en la mañana, podemos empezar por ahí y preguntarnos qué podemos hacer.