El café puede mejorar su rendimiento atlético.

Hoy en La Tienda del Café combinamos dos cosas poderosas que nos dan energía; el ejercicio y el café. No es necesario que vayas a una tienda de suplementos para comprar polvos o píldoras empaquetadas,  enciende la cafetera y disfruta de una taza de café caliente antes de hacer ejercicio. Solamente tienes que omitir la crema y el azúcar.

Algunos adultos activos y atletas desean mejorar el rendimiento deportivo con estimulantes, pero sin los efectos adversos que pueden provenir de los suplementos no regulados. El café puede ser una alternativa segura, ya que contiene cafeína, un estimulante natural. De hecho, el café negro se ha convertido en una bebida popular antes del entrenamiento. Aquí te decimos por qué.

El café ayuda a quemar grasa y aumentar la energía

Los altos niveles de cafeína en el café mejoran significativamente la capacidad de quemar grasa durante el ejercicio.  Además, beber café por la mañana significa consumir menos calorías durante el día porque la cafeína suprime el apetito.

La investigación muestra un aumento significativo en la oxidación (quema) de grasas como resultado del aumento del metabolismo. Esto significa que el café proporciona la quema de grasa más eficaz durante un entrenamiento y durante varias horas después del ejercicio. La mayoría de los estudios que rodean las recomendaciones de cafeína son de 5 mg a 6 mg por kilogramo del peso corporal.

La cafeína está en el torrente sanguíneo a los 15 minutos de su consumo. El efecto estimulante máximo del café ocurre de 40 a 80 minutos después de beber una taza.4 Una vez que la cafeína ingresa al torrente sanguíneo, el cuerpo responde de varias maneras. La presión arterial y la frecuencia cardíaca aumentan, las reservas de grasa se descomponen y los ácidos grasos se liberan al torrente sanguíneo. El resultado: muchas personas se sienten enérgicas y listas para un gran ejercicio.

El café aumenta el metabolismo

La cafeína mejora el ritmo  metabólico que el cuerpo usa para quemar energía. Investigaciones  muestran que el consumo de café se asocia con un aumento significativo en el ritmo metabólico durante la ingestión de cafeína y continúa durante tres horas. El cuerpo reacciona al café y la cafeína como cualquier otra droga. El uso habitual de grandes dosis es contraproducente. En este caso, más no es mejor y se necesita una pequeña cantidad para lograr grandes resultados.

El café mejora el rendimiento deportivo

"La cafeína es eficaz para mejorar varios tipos de rendimiento cuando se consume en dosis bajas a moderadas", según una posición de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva.  Incluso si ya eres consumidor de café, puedes descubrir que consumir antes de hacer ejercicio produce una diferencia significativa en la capacidad de rendimiento.

La cafeína permite al atleta entrenar por más tiempo y con mayor potencia. También se demostró que la cafeína mejora los niveles de resistencia y la resistencia a la fatiga. Los atletas de resistencia parecen beneficiarse enormemente del café. El café estimula al cuerpo a utilizar las reservas de grasa, en lugar del glucógeno muscular (azúcar), durante los entrenamientos prolongados. Esto permite un uso prolongado de los músculos que trabajan.

El café genera una mejor concentración

Se ha demostrado que el café y la cafeína mejoran la concentración mental. La cafeína es un estimulante natural que puede mejorar la función cerebral y tener un impacto positivo en las áreas del cerebro responsables de la memoria y la concentración. Cuando el pensamiento es agudo, los entrenamientos se vuelven más productivos y efectivos.

Un estudio de adultos mayores encontró que la cafeína puede mejorar el rendimiento mental y reducir la progresión del deterioro mental relacionado con la edad.  Otra investigación examinó los efectos del consumo de cafeína en el lóbulo prefrontal del cerebro. Esta área del cerebro es específica para la capacidad de atención, la planificación y la concentración. Los resultados determinaron que la cafeína mejoraba la función cerebral en esta área.

El café reduce el dolor muscular

Un pequeño estudio con 9 mujeres encontró que beber dos tazas de café puede reducir el dolor muscular después del entrenamiento. Esta es una mejora significativa para los adultos activos preocupados por el dolor después de un entrenamiento intenso.

Otro pequeño estudio de 9 hombres que consumían cafeína encontró que la cafeína redujo significativamente el dolor muscular después del entrenamiento y acortó el tiempo de recuperación en comparación con una pastilla para el dolor cuando se midió el día 2 y 3 después del entrenamiento.

Beber una taza de café antes de hacer ejercicio puede ayudar a quienes tienden a darse por vencidos durante un entrenamiento. El ejercicio puede causar una acumulación dolorosa de ácido láctico cuando el músculo está estresado. Algunos tienden a dejar de hacer ejercicio debido a esta incomodidad.

El café ayuda a combatir las enfermedades

El café contiene poderosos antioxidantes que han demostrado reducir nuestro riesgo de enfermedades. Los antioxidantes actúan eliminando los radicales libres que causan inflamación en el cuerpo y provocan enfermedades y dolencias. Según una investigación publicada en la Academia de Nutrición y Dietética, "el café proporciona una de las mayores fuentes de antioxidantes en la dieta estadounidense".

Los beneficios para la salud del café y la cafeína se han relacionado con la prevención de enfermedades. Los estudios han demostrado que el café reduce la inflamación, ayuda a la enfermedad de Parkinson y reduce la incidencia de ciertos cánceres. También puede reducir la aparición de cálculos biliares.

Entonces, ¡ya sabes! Tienes una ventaja si quieres empezar a ejercitarte; esa taza de café servida puede ayudarte no solo a motivarte, sino a generar un impulso físico en tu cuerpo que soporte toda una jornada de ejercicio. Y recuerda que todas las cosas buenas tienen un límite y lo más importante es mantenerse activo y saludable.