¿Qué quieres saber del café descafeinado?

Hoy en Caficulto te contamos todo sobre - el muchas veces ignorado - café descafeinado. El café descafeinado es café al que se le ha eliminado la mayor parte de su cafeína. Esto se logra utilizando una variedad de procesos. Cada proceso tiene como objetivo eliminar la mayor parte de la cafeína del grano de café verde y, al mismo tiempo, conservar las moléculas importantes que le dan al café su gran sabor y aroma.

Curiosamente, la cantidad de cafeína que debe eliminarse para que un grano de café se llame "descafeinado" varía entre países. En los Estados Unidos, se estipula que el café descafeinado debe tener al menos el 97% de su cafeína eliminada.

En la Unión Europea, un producto de café solo puede considerarse descafeinado si se elimina el 99,9% de cafeína. Eso sería aproximadamente 0.1 mg de cafeína en una taza promedio de café descafeinado. 

El primer proceso exitoso para descafeinar café fue creado por Ludwig Roselius en 1903 y patentado en 1906. El "Proceso Roselius" se basó en vaporizar granos de café con agua y un compuesto químico benceno como solvente para eliminar la cafeína. Sin embargo, este método ya no se usa porque el benceno es una sustancia cancerosa. Pero este proceso marcó el camino para que se formarán otros métodos para descafeinar.

Es importante comprender que el descafeinado nunca elimina toda la cafeína del grano de café. Esto se debe a que eliminar toda la cafeína del grano también eliminaría la mayoría de los compuestos valiosos que le dan al grano su maravilloso sabor y aroma.

Aunque el café descafeinado se ha sometido a procesos para reducir el contenido de cafeína, esto no garantiza que el café descafeinado tenga cero cafeína. Generalmente, el café descafeinado contiene 7 mg de cafeína en cada taza de café de 8 onzas.

Aunque el contenido de cafeína parece bajo en comparación con el contenido de cafeína de 70 a 140 mg del café normal por taza, hay personas que todavía son susceptibles a muchas molestias resultantes. Esto podría incluir ansiedad, agitación, palpitaciones y aumento de la presión arterial. De hecho, existen factores que pueden afectar el nivel de cafeína del café.

El café descafeinado está cargado de antioxidantes y está vinculado a un riesgo reducido de todo tipo de enfermedades graves. Sin embargo, no todo el mundo puede tomar café. Como en algunas personas la cafeína puede causar problemas, el descafeinado es una excelente manera de disfrutar del café sin los efectos secundarios de demasiada cafeína. El descafeinado tiene la mayoría de los mismos beneficios para la salud que el café regular, pero ninguno de los efectos secundarios

El proceso del café descafeinado

Hay tres métodos conocidos para descafeinar el café. Estos son el proceso químico, el proceso del agua suiza y el método del dióxido de carbono líquido (proceso del CO2).

Sin embargo, todos estos métodos alterarán la estructura química del grano de café "verde" antes de que se haya tostado. El principal objetivo del descafeinado es eliminar la cafeína del grano de café y, al mismo tiempo, conservar los componentes moleculares que le dan su sabor.

El descafeinado es un proceso difícil de acertar porque los granos de café tienen una estructura compleja, con más de 1,000 químicos que contribuyen al sabor y aroma del grano. Si el proceso es demasiado agresivo y elimina o altera muchos de esos químicos, el café resultante tendrá un sabor desagradable.

El café descafeinado y la salud

Aunque ha sido demonizado en el pasado, la verdad es que, en general, el café es bueno para ti. Está relacionado con numerosos beneficios para la salud, que se atribuyen principalmente a su contenido de antioxidantes y otras sustancias activas. Sin embargo, los efectos específicos sobre la salud del café descafeinado pueden ser difíciles de determinar.

Esto se debe a que la mayoría de los estudios evalúan la ingesta de café sin distinguir entre el café regular y el descafeinado, y algunos ni siquiera incluyen el café descafeinado. Además, la mayoría de estos estudios son observacionales. No pueden probar que el café causó los beneficios, solo que beber café está asociado con ellos.

Tanto el café sin cafeína como el que contiene cafeína se clasifican como inofensivos para el consumidor. Se pueden disfrutar sin reservas como parte de una dieta saludable y un estilo de vida vital. El café descafeinado se elige por varias razones. Algunos consumidores duermen mejor o se sienten mejor en general después de limitar su consumo de cafeína. Las variedades descafeinadas son una opción adecuada para aquellos que aman el aroma del café, pero al mismo tiempo no desean experimentar los suaves efectos estimulantes de la cafeína. El proceso de descafeinado ha sido probado minuciosamente y sujeto a estrictas regulaciones. Si eres alérgico a la cafeína, estás embarazadas o tienes dudas sobre las bebidas con cafeína o descafeinadas, siempre debes consultar a un médico especialista.